PRÁCTICAS DE LA SEXUALIDAD SAGRADA Y CONECTAR CON LA PAREJA

Conectar con la pareja en el contexto de la sexualidad sagrada, implica crear un espacio de confianza y vulnerabilidad; donde ambos puedan explorar y expresar su sexualidad de manera auténtica y respetuosa. Se enfoca en la comunicación abierta, el respeto mutuo y el compartir experiencias íntimas; que fortalezcan el vínculo emocional y espiritual entre ambos. Esto puede incluir rituales, ejercicios de sincronización de respiraciones, contacto visual sostenido, la dedicación consciente de tiempo y energía para nutrir la relación.

La sexualidad sagrada

Prácticas de la sexualidad sagrada

Al referirse a las prácticas de la sexualidad sagrada; nos paseamos por los enfoques espirituales y ritualísticos de la sexualidad; en los que se busca una conexión profunda y significativa con uno mismo, con la pareja y con lo divino. Estas prácticas combinan elementos físicos, emocionales y espirituales; suelen incluir técnicas como: la meditación, la respiración consciente, el tantra y la atención plena durante la intimidad. El objetivo es trascender la simple gratificación física; para alcanzar una unión espiritual y emocional más profunda; promoviendo el crecimiento personal y la conexión integral con la pareja.

Su historia y evolución, tiene sus raíces en diversas tradiciones espirituales antiguas; como el Tantra en la India y el taoísmo en China. En estas tradiciones, la sexualidad no se veía solo como una función biológica; sino como una práctica espiritual que podía llevar a la iluminación. En el caco de la tradición tántrica; la sexualidad es una herramienta poderosa para alcanzar la unidad con el cosmos. El Tantra enseña que la energía sexual, cuando se dirige y cultiva adecuadamente; puede ser utilizada para elevar la conciencia y experimentar estados de éxtasis divino. Las prácticas tántricas incluyen rituales, meditación, respiración consciente y posiciones sexuales; diseñadas para prolongar e intensificar la energía sexual.

En la tradición taoísta, la sexualidad se considera una forma de cultivar el chi, o energía vital. Las prácticas sexuales taoístas, conocidas como «sexo taoísta» o «alquimia interna»; buscan equilibrar las energías yin (femenina) y yang (masculina) para mejorar la salud, longevidad y bienestar espiritual. Estas prácticas incluyen técnicas de respiración, control de la eyaculación y ejercicios de energía. Para poner en práctica la sexualidad sagrada; es importante comprender y aplicar varias técnicas y principios; que facilitan una conexión más profunda y espiritual durante el acto sexual.

La sexualidad sagrada

 

Pasos para su práctica

Puedes iniciar con crear un ambiente sagrado lo que es lo más fundamental. Esto puede incluir limpiar el espacio, encender velas, usar incienso o aceites esenciales y tener música suave. Todo esto ayuda a crear una atmósfera que invita a la tranquilidad y a la conexión espiritual. Antes de comenzar, ambos pueden meditar juntos para calmar la mente y centrarse. Practicar mindfulness durante el acto sexual implica estar completamente presente en cada momento; sin dejarse llevar por pensamientos o distracciones.

Aquí la respiración es una herramienta poderosa para conectar con la energía sexual. Practicar la respiración sincronizada con la pareja ayuda a armonizar las energías; a mantener el enfoque en el presente. Técnicas como la respiración circular, donde se inhala profundamente, se exhala lenta y conscientemente; pueden ser muy efectivas. Los rituales pueden incluir acciones simbólicas como mirarse a los ojos; colocar las manos sobre el corazón del otro o compartir afirmaciones de amor y gratitud. Estos rituales ayudan a crear una intención clara y a elevar la experiencia a un nivel espiritual.

En lugar de seguir un ritmo preestablecido; permite que los movimientos sean guiados por la intuición y la conexión emocional. Esto puede incluir variar el ritmo; experimentar con diferentes posiciones y prestar atención a las sensaciones y reacciones del cuerpo. De igual forma mantener una comunicación abierta y constante es crucial. Preguntar a la pareja cómo se siente; expresar los propios deseos y límites; asegurarse de que ambos se sientan cómodos y respetados en todo momento.




Maestros importantes

Margot Anand, es una de las figuras más influyentes en el ámbito de la sexualidad sagrada moderna. Su obra, especialmente «El arte del éxtasis sexual»; explora el Tantra y cómo integrarlo en la vida cotidiana. Anand ha enseñado a miles de personas a través de talleres y retiros; proporcionando herramientas prácticas para experimentar la sexualidad como una vía hacia la plenitud y la trascendencia espiritual.

Otro maestro importante es Osho, un místico espiritual, también ha sido fundamental en popularizar la sexualidad sagrada en el mundo occidental. En su «El libro de los secretos”; Osho ofrece una perspectiva única sobre cómo la energía sexual puede ser transformada y utilizada para alcanzar estados elevados de conciencia. Sus enseñanzas combinan elementos del Tantra, la meditación y la filosofía oriental.

La sexualidad sagrada

Que es Sexualidad sagrada femenina

Sexualidad sagrada femenina, es una dimensión de la sexualidad que se enfoca en la conexión profunda y espiritual con la energía femenina. Esta perspectiva ve la sexualidad como una experiencia holística; que incluye el cuerpo, la mente y el espíritu; que está intrínsecamente ligada a la esencia divina de la mujer. En contraste con la visión tradicional de la sexualidad; que a menudo se centra en el aspecto físico y el placer inmediato, la sexualidad sagrada femenina busca una conexión más profunda, integrando la espiritualidad y la conciencia plena.

Si bien la sexualidad sagrada femenina y masculina comparten principios comunes como: la intención consciente, la presencia plena y el respeto mutuo; hay diferencias claves basadas en las energías y experiencias únicas de cada género. La energía femenina o energía yin, es fluida, receptiva y cíclica. La sexualidad sagrada femenina se alinea con los ritmos naturales; valorando la lentitud, la suavidad y la conexión emocional profunda. Se enfoca en el recibir y en la apertura, permitiendo que la energía sexual fluya libremente y se expanda. Además, pone un fuerte énfasis en la conexión emocional y espiritual. Las mujeres son invitadas a explorar su propia sensualidad, sentimientos y deseos profundos; expresar su autenticidad en el acto sexual.

Mayormente las prácticas femeninas incluyen la meditación centrada en el útero, danzas sagradas, rituales de luna y ceremonias de conexión con la tierra y la naturaleza. Estas prácticas ayudan a las mujeres a conectarse con su energía interna; honrar su cuerpo como un templo sagrado. A través de la exploración consciente de la sexualidad; las mujeres pueden descubrir aspectos profundos de su ser, reconociendo y valorando su propia energía y poder. Esto lleva a una mayor autoaceptación y empoderamiento personal

Sexualidad sagrada masculina

Los principios y creencias fundamentales en la sexualidad sagrada masculina; se basan en una perspectiva que busca integrar la energía sexual del hombre con su dimensión espiritual; promoviendo una visión holística que abarca el cuerpo, la mente y el espíritu. Al igual que la sexualidad sagrada femenina; esta práctica no se centra únicamente en el placer físico; sino que considera la sexualidad como un camino hacia la auto realización, el crecimiento personal y la conexión con lo divino. A través de prácticas conscientes y rituales, los hombres pueden descubrir y honrar su energía sexual; utilizando esta fuerza vital para alcanzar estados elevados de conciencia y bienestar integral.

Uno de los principios clave de la sexualidad sagrada masculina; es la presencia total en el momento. La plena atención durante el acto sexual implica estar completamente presente, sin distracciones, plenamente consciente de las sensaciones, emociones y energías; que se están compartiendo con la pareja. Este nivel de presencia permite una conexión más profunda y una experiencia más rica y significativa. La energía masculina o energía yang; es más directa, activa y lineal. La sexualidad sagrada masculina tiende a centrarse en la intención y la dirección de la energía; utilizando la fuerza y la firmeza para crear un equilibrio con la energía femenina.

Para poner en práctica la sexualidad sagrada masculina; hay varias técnicas y rituales que pueden ser útiles como: la meditación, la visualización, una visión holística que abarca el cuerpo, la mente y el espíritu. Lo que, permiten a los hombres conectar con su energía sexual. Visualizar la energía sexual como una luz o corriente que fluye a través del cuerpo; puede ayudar a despertar y canalizar esta energía hacia objetivos específicos; como la sanación, la creatividad o la elevación espiritual. Una práctica común es la respiración circular; donde se inhala profundamente y se exhala lenta y conscientemente.

Que es trascender la sexualidad

Trascender la sexualidad va más allá de simplemente vivirla; implica una comprensión profunda y una evolución personal que transforma nuestra relación con la sexualidad en todos sus aspectos. Este concepto no se limita únicamente a explorar diferentes prácticas sexuales o identidades de género, sino que abarca un proceso más amplio de autodescubrimiento, aceptación y crecimiento emocional y espiritual. Cuando hablamos de trascender la sexualidad en los seres humanos; se puede partir con el proceso de aceptar y valorar nuestra propia identidad sexual y de género. Lo que, implica romper con las expectativas externas y las normas sociales; que dictan cómo deberíamos experimentar nuestra sexualidad.

Esto incluye reconocer y honrar nuestros deseos auténticos y nuestras preferencias; sin juicios ni restricciones autoimpuestas siempre y cuando no trasgredan los derechos de los demás. Nuestra exploración y conexión profunda es un viaje íntimo y emocional hacia nuestro ser interior. Más allá de los actos físicos; trascender la sexualidad implica: conectar con nuestras emociones, deseos y necesidades más profundas. Nos invita a explorar la sexualidad como una expresión de nuestra esencia más auténtica; como un medio para la conexión genuina con otras personas.

De igual forma, trascender la sexualidad implica educación continua y conciencia; sobre las diversas expresiones de la sexualidad humana. Esto incluye comprender la diversidad de orientaciones sexuales y de identidades de género; así como desafiar estereotipos y prejuicios que perpetúan la discriminación y la exclusión. Además, es una vía hacia el empoderamiento y autonomía; para tomar decisiones informadas y conscientes sobre nuestros cuerpos y nuestras relaciones. Esto incluye establecer límites saludables, practicar el consentimiento y mantener relaciones íntimas; basadas en el respeto mutuo y la comunicación abierta. Para algunos, trascender la sexualidad implica también una integración espiritual y emocional más profunda.

 

GREMAR 2024.

(Visited 8 times, 1 visits today)

Deja un comentario