LA TERCERA EDAD: CONTACTO CON LA NATURALEZA Y BENEFICIOS

Conoce como el contacto con la naturaleza es una actividad recomendable para las personas de LA TERCERA EDAD; ya que, a través de la práctica frecuente de actividades al aire libre se consiguen importantes beneficios para la salud física y mental. Tanto los mayores como sus familias se verán recompensados con los resultados de este tipo de experiencias, que promueven actitudes de cuidado hacia uno mismo y hacia el medioambiente.

La Tercera Edad

 

La Tercera Edad

Cuando nos referimos a la tercera edad; se beben tomar en cuenta las siguientes características: son normales los cambios físicos en la tercera edad; se producen alteraciones como: la disminución de la fuerza, la resistencia, la aparición de arrugas, pérdida de la elasticidad de la piel, la disminución de la densidad ósea, entre otros. También aparecen los efectos psicológicos producto de las edades y etapas adultas. En algunas personas en esta etapa de la vida experimentan cambios en su estado de ánimo como depresión y la ansiedad; pueden sentirse solos o tristes; pero otros pueden disfrutar de una mayor libertad y tiempo para sí mismos.

Las personas mayores son propensas a enfermedades crónicas como hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y cáncer, el insomnio entre otras. La tercera edad frecuentemente se requiere de cuidados y atención especializada; ya sea en su hogar o en una residencia adecuada. Aunque estas personas gozan de mayor experiencias y sabiduría. Esto es debido a que, han acumulado una gran cantidad de conocimientos y sabiduría que pueden ser muy valiosos para sus familias y la sociedad.

La población de tercera edad tiene una gran importancia en la sociedad actual por varias razones: Contribución a la economía: Los adultos mayores a menudo tienen habilidades y conocimientos valiosos que pueden compartir con la sociedad; pueden ser mentores y asesores para ayudar a guiar a la sociedad hacia un futuro mejor. Muchos adultos mayores tienen responsabilidades familiares que incluyen cuidado de hijos y nietos y proveer apoyo emocional, financiero y social.

La población envejecida puede tener mayores necesidades de atención médica y social; lo que aumenta la demanda de servicios relacionados con la salud y el bienestar. Muchos adultos mayores participan en actividades sociales y comunitarias; lo que les permite sentirse valorados y conectados a la sociedad.

La Tercera Edad

El contacto con la naturaleza y el adulto mayor

Es importante que la sociedad reconozca la importancia de mantener los espacios naturales; para la población de la tercera edad; también trabajar para asegurar que estas personas tengan calidad de vida y estén integradas a su medio ambiente. Existen evidencias científicas que sugieren que el contacto con la naturaleza tiene un efecto positivo; en el estado cognitivo y en la memoria de las personas mayores. Los estudios demuestran que la visitas a parques, jardines y patios de recreo naturales pueden ayudar a mejorar la capacidad intelectual.

También realizar actividades al aire libre con la familia o amigos brinda bienestar; no sólo se disfruta del momento sino también se estimula la agilidad mental. En las personas mayores; tener contacto con la naturaleza le aporta múltiples beneficios en su salud. Esto se debe a que, estar al aire libre y rodeados de la naturaleza ayuda a mejorar la calidad de vida de la tercera edad. El estado de ánimo es uno de los principales beneficiados; ya que se incrementa el bienestar emocional, reduciendo el estrés y la ansiedad.

La práctica frecuente de actividades al aire libre mejorar la calidad del sueño; ayuda a liberar endorfinas, haciendo sentirse bien a la persona. También tiene beneficios para la salud física de los mayores. Esto incluye mejorar la resistencia, la flexibilidad motriz, el equilibrio corporal, el tono muscular y prevenir enfermedades asociadas con la inactividad, como la diabetes. En este sentido, la práctica de ejercicios al aire libre es una buena manera de fortalecer el organismo; al mismo tiempo que se puede llegar a la relajación y se disfruta de la naturaleza.

La Tercera Edad

Los beneficios del contacto con la naturaleza en la tercera edad

La naturaleza es uno de los mayores recursos para el enriquecimiento personal, así como uno de los mejores alicientes para la integración social. Los paseos al aire libre o la observación de la flora y la fauna son actividades sencillas y que resultan plenamente satisfactorias para la tercera edad. Además, permiten descubrir aquellos aspectos de la vida que se han ido dejando de lado durante el paso de los años. De esta forma, se regeneran los lazos familiares y se mejora la inserción social a través de la empatía y el respeto por la naturaleza.

En definitiva, mejora la calidad de vida y diversos aspectos de salud relacionados con el envejecimiento, como la presión sanguínea o los niveles de cortisol. Favorece la socialización con otros adultos mayores; Genera un sentimiento de paz y tranquilidad ante el estrés cotidiano; reduce los niveles de depresión propios de la edad avanzada. Estimula la creatividad e incentivar la participación en actividades sociales; desarrolla habilidades motrices como caminar y correr, fomenta hábitos saludables como una dieta equilibrada y más.

Cuando los adultos mayores pasan tiempo en la naturaleza están más activos físicamente; con mejores habilidades cognitivas gracias a la estimulación visual y auditiva; esto es debido a los factores naturales del ambiente. También reduce los riesgos de enfermedades o síntomas como: el insomnio, la depresión, la fatiga crónica, reduce el estrés y previene el sobrepeso. Mejoran su bienestar psicológico y su estado anímico, siendo una fuente de distracción y un hábitat más saludable para vivir.




 Influencia del medio ambiente en el adulto mayor

Conectarse a tierra como fuente de salud y alimentación del alma es una práctica milenaria. Es indiscutible no reconocer que, el medio ambiente influye de manera significativa en los adultos mayores. La calidad del aire, el ruido, la temperatura y la contaminación aquí juegan un papel fundamental. Esto puede causar enfermedades respiratorias, cardíacas o, incluso, trastornos mentales y malos hábitos en la tercera edad.

Los ancianos desarrollan mayor sensibilidad por el medio ambiente; que una persona joven; ya que su vejez les impide tener la misma tolerancia a los cambios climáticos y a los efectos adversos del entorno. El cambio climático nos afecta a todos; pero los adultos mayores lo sufren con mayor profundidad.

Por esta razón, debemos considerar y aplicar métodos para prevenir los problemas medioambientales, como promover la educación acerca del uso adecuado de los recursos que nos ofrece el planeta. Solo así podremos proteger a los adultos mayores y garantizar su bienestar.

Es bien sabido que estar en contacto con la naturaleza ofrece una gran cantidad de beneficios para la salud, tanto físicos como mentales. Aunque muchos todavía descuidan el hecho de que la naturaleza nos rodea con sus maravillas, hay que reconocer que pasar tiempo al aire libre es una terapia muy sanadora.

 Los beneficios sociales al llegar a la tercera edad

La población de la tercera edad se encuentra inmersas en una etapa de sus vidas; donde pueden disfrutar de grandes beneficios, que les permiten mejorar su calidad de vida de muchas maneras. Entre algunos de los principales beneficios que gozan las personas de tercera edad encontramos: descuentos en tarjetas de transporte, entradas para museos, teatros y otros sitios de entretenimiento, así como tarifas especiales en medicamentos recetados y algunos productos de alimentación.

Además, muchos países han creado programas dirigidos especialmente a las personas mayores a fin de: procurarles actividades lúdicas, artísticas, culturales, deportivas y recreativas que les permitan sentirse plenamente realizadas. Estas actividades ayudan de manera significativa a afrontar el proceso de envejecimiento de forma más saludable; estimulando su cognición; fortaleciendo su relación con los demás; mejorando su estado emocional al compartir con personas de su misma edad y desarrollando su autonomía.

Por otro lado, existen muchos programas y servicios destinados a mejorar la atención y atención de los adultos mayores. A través de ellos, se les brinda asistencia económica para garantizar su supervivencia, exenciones fiscales; programas de salud, educación y recreación, seguros de vida y todo lo necesario para garantizar una vida digna.

 

Los beneficios de acompañar a un adulto mayor para tu vida

Acompañar a un adulto mayor es una experiencia que ofrece grandes beneficios para tu vida. Esto no solo le da al adulto mayor la atención y el cuidado que necesita; sino que también te ayuda a crecer como persona y te brinda una perspectiva diferente de la vida. El principal beneficio de acompañar a un adulto mayor es que te ayuda a apreciar y estar agradecido por lo que tienes. Debido a la edad avanzada del adulto mayor; hay cosas en la vida que ya no logran experimentar. Por ejemplo, sus anhelos para viajar o participar en alguna actividad divertida se han visto limitados debido a su edad.

Apreciar todos los regalos de la vida que tu familia o tú tienen que tomarlos como un regalo es algo que un adulto mayor puede transmitirte. Además, acompañar a un adulto mayor te ayuda a desarrollar la empatía. Teniendo en cuenta que los adultos mayores enfrentan dificultades físicas y emocionales debido a su edad.

Aprender a conectar y comprender su situación mejorará tus habilidades sociales. Esto te ayuda a ser consciente y sensibilizar a otros sobre sus sentimientos y experiencias. Tener la oportunidad de acompañar a tus padres hasta el final de sus vidas; te enseña a comprendes de manera consciente los ciclos de la vida; incluso, que la muerte siempre esta presente en todos los seres humanos. Finalmente, dar la bienvenida a las personas mayores en tu familia es una gran muestra de amor y aprecio por la prolongación de la vida.

Beneficios para la salud mental y física que tiene el contacto de la tercera edad con la naturaleza

El contacto de la tercera edad con la naturaleza ofrece numerosos beneficios para su salud mental y física. Estos incluyen un aumento en el bienestar emocional, una mayor satisfacción con la vida, mejor calidad del sueño, mejoras en la memoria y concentración, disminución del estrés y ansiedad, reducción de la presión arterial y aumento de la energía.

Además, los adultos mayores también experimentan un aumento en la movilidad y la flexibilidad física, mejor funcionamiento pulmonar y cardiovascular, reducción de los efectos del envejecimiento y menos dolor crónico. El contacto con la naturaleza también promueve una sensación de independencia y autonomía, que contribuye a mejorar la autoestima y el sentido de propósito.

El contacto con la naturaleza tiene un impacto positivo en el bienestar emocional de las personas mayores. Estudios científicos han demostrado que pasar tiempo al aire libre reduce el estrés, mejora el descanso, aumenta la energía y estimula la creatividad. El ejercicio al aire libre y el contacto con la flora y fauna son esenciales para la salud mental y emocional de los adultos mayores.

La exposición regular con la naturaleza mejora los niveles de energía, alivia las tensiones emocionales y da más estabilidad emocional y motivación. Ayuda a las personas mayores a revitalizarse y a disfrutar de la vida. Aumenta el bienestar emocional, mejora el estado de ánimo, promueve la creatividad y la sensación de libertad. Esto les permite recargar sus energías, alejarse de la rutina diaria y reinventarse como personas.

Conclusión

El contacto con la naturaleza juega un papel importante en el bienestar emocional de las personas mayores. Proporciona beneficios tanto para su salud mental como física y proporciona un sentimiento de alegría y satisfacción.

Los espacios naturales ofrecen muchos beneficios para los ancianos; desde aumentar la interacción social. Estos beneficios pueden ayudar a los ancianos a vivir vidas significativas y saludables. La mayor actividad física con la naturaleza mejor memoria; además, de aporta más energía en los adultos mayores que conviven con la naturaleza logran un mayor sentimiento de satisfacción, relajación y alegría, lo que es traducido en un incremento de la energía y la vitalidad.

La naturaleza permite a los adultos mayores ampliar sus habilidades sensoriales y motoras, al mismo tiempo que se estimula la imaginación; lo que reduce el riesgo de enfermedades y ayuda al proceso de envejecimiento activo.

 

(Visited 72 times, 1 visits today)

Deja un comentario