CAMBIOS FÍSICOS EN TERCERA EDAD: EMOCIONALES Y CÓMO AFRONTAR

En las personas de la tercera edad ocurren cambios corporales, emocionales y fisiológicos; los cuales suceden como una parte normal del proceso de envejecimiento. Estos cambios van desde la pérdida de cabello, la disminución de la masa muscular, el aumento de peso, las arrugas, la reducción de la audición y la visión, así como también la falta de energía. Así que no te estreses.

Cambios Físicos en Tercera Edad
Comunícate con familiares para compartir tus sentimientos y preocupaciones.

Cambios Físicos en Tercera Edad

La transformación que sucede en los seres humanos; son ciclos biológicos a los que no puedes escapar; estos cambios que experimenta tu organismo al pasar el tiempo; tienen diferentes aristas dolorosas. Pero hay algunas cosas que podemos hacer para afrontar los cambios físicos, emocionales y fisiológicos en la tercera edad. Lo primero es aceptar que tenemos una edad y que el cuerpo no será como antes. Debemos aceptarnos a nosotros mismos tal y como somos ahora. La aceptación puede ayudar a mejorar nuestra actitud y prevenir el aislamiento social.

El transitar humano después de los sesenta años; nos muestra unas series de Cambios Físicos en Tercera Edad. La disminución del colágeno en la piel es el más notorio; por la aparición de arrugas y flacidez. También está el cambio de la memoria, la sensación de soledad, la falta de autoestima y el aislamiento social. La Pérdida progresiva de los sentidos del gusto, la audición y la visión. Pero si se cae en cuenta de los problemas en sexualidad; que trae los cambios físicos en tercera edad; estamos frente a la pérdida progresiva de la libido; andropausia en el hombre; menopausia en la mujer entre otros.

Muchos especialistas en el área de los cambios físicos en tercera edad; están de acuerdo con que estos problemas se pueden abordar con la práctica de ejercicios diarios. Es importante mantenerse activo, ya sea practicando actividades aeróbicas, como caminar, nadar o andar en bicicleta; esto ayuda a fortalecer los músculos y mejorar el sistema cardiovascular. También podemos practicar yoga o Tai Chi, realizar manualidades, estudiar otro idioma, unirse a grupos con intereses comunes; todas estas actividades son muy beneficiosas para el organismo; tanto a nivel físico como mental y espiritual.

Cambios mentales

Otra forma de afrontar los cambios de la edad avanzada es la realización de actividades mentales. Estas actividades estimulan la memoria; las habilidades cognitivas y el estado mental. Pueden ser actividades simples como un crucigrama, palabras cruzadas, juegos. O también, se pueden hacer visitas a museos, asistir a charlas, conferencias o clases de computación o idiomas.

Además de esto, es importante cultivar amistades. La compañía de familiares, amigos o gente nueva, puede ayudarnos mucho para enfrentar el cambio. Socializar nos ayudará a vernos menos solos, a divertirnos y a comunicarnos con la gente.

Cambios Físicos en Tercera Edad
Hay que tratar de reemplazar los aspectos negativos de envejecer

 Importancia de aceptar los cambios físicos en tercera edad

Para enfrentar los cambios físicos y emocionales con optimismo; existen diversas herramientas. Una de ellas es el aprovechamiento de las nuevas tecnologías; para mantener el contacto con amigos y familiares; así como para realizar actividades que estimulen la mente; tales como juego, lectura, música en línea. Esto permite compartir experiencias y sentimientos; que ayudan a conservar los lazos sociales. También es recomendable acudir a terapias de grupo o individuales.

Otra forma de aceptar los cambios es buscar diferentes tipos de:  masajes y ejercicios para el rostro, brazos, pierna abdomen, espalda y cuello; realizar dietas que contengan colágeno natural y estrés cero. Aunque esto no detiene el envejecimiento; son técnicas que no permiten que los cambios se den de radical. Finalmente, la práctica de una actividad física regular contribuye al bienestar físico, mental y emocional, al mismo tiempo que aumenta el optimismo.

Aprende a enfrentar las incertidumbres que llega con la tercera edad realizando las siguientes rutinas: Forma nuevas relaciones y participa en actividades grupales; es importante que descanses lo suficiente para estar lo más saludable posible. Los cambios físicos y emocionales que surgen durante la tercera edad son inevitables. Come alimentos saludables y nutritivos; para mantener un buen nivel de energía y disminuir el riesgo de enfermedades como: el colesterol y la presión arterial alta.

Cambios Físicos en Tercera Edad
Aprende a escuchar tu cuerpo para ver lo que puede y no puede hacer

¿Sabías esto?

  1. Los adultos mayores tienen muchos cambios físicos y emocionales con la edad. Estos incluyen: una disminución en la capacidad auditiva y visual; trastornos del sueño, dolores articulares; problemas digestivos y una mayor sensibilidad al frío y al calor.
  2. Las actividades de ejercicio pueden ayudar a promover una mejor salud. Esto incluye mantenerse activo con actividades como: caminar, nadar, participar en programas de ejercicios diseñados específicamente para adultos mayores.
  3. La alimentación juega un papel importante; para mantener una buena salud durante la tercera edad. Es importante tomar alimentos nutritivos ricos en vitaminas y minerales; así como restringir el consumo de grasas y sodio.
  4. La Interacción Social es esencial para la salud y el bienestar. Las personas mayores deben buscar formas de aumentar su conexión con la comunidad, la familia y los amigos.
  5. El estado de ánimo afecta directamente el bienestar físico y mental. Actividades relajantes como meditación, escuchar música o caminar en la naturaleza, pueden ayudar a aliviar la ansiedad, la depresión y el estrés en la tercera edad.



¿Cómo tratar emocionalmente a un adulto mayor?

El trato emocional que se le debe dar a un adulto mayor es algo clave para su bienestar. Es importante que se tome en cuenta sus opiniones y necesidades; mostrando respeto y sensibilidad; sobre todo cuando se discuta cualquier asunto relacionado con su vida. Además, hay que establecer una comunicación clara y eficaz; intentando mantener el diálogo y el intercambio de opiniones lo más fluidos posible. Hay que valorar el tiempo que pasa con ellos; preguntando sobre su vida; escuchando sus ideas y anécdotas con empatía; haciendo que se sientan comprendidos y respetados.

Por otro lado, hay que procurar que los adultos mayores sean partícipes y se sientan útiles; alentándolos para que realicen actividades que les apasionen; para que estas les sirvan como forma de recreación. También es importante que mantengan los vínculos sociales; por lo que hay que ayudarlos a salir de casa; si fuera necesario, para fomentar la convivencia con otras personas. En definitiva, el trato emocional a los adultos mayores debe ser siempre cercano, cariñoso, comprensivo y alegre.

Mantener a nuestros adultos mayores emocionalmente; es una obligación de los demás miembros de la familia; sacar tiempo para conversar con ellos es un reto en esta sociedad; al igual que tratar de comprender sus estilos de vidas pasadas; pero no es imposible; estrechar su cuerpo envejecido es un cóctel de vitamina para ellos. Además de prepararle los alimentos su gusto en algunas ocasiones; esto le dará una felicidad inmensa.

Son grandes cambios en nuestro cuerpo que debemos aceptar como algo natural y saludable

¿Cómo prepararse para enfrentar la vejez?

Enfrentar la vejez es un proceso que se debe hacer desde las primeras etapas adulta; para disfrutar al máximo la vejez con dignidad y seguridad en sí mismo. Prepararse para la vejez significa; entre otras cosas: adquirir conocimientos, actitudes, recursos materiales y prácticas útiles; para tomar decisiones importantes durante dicha etapa.

Un primer paso importante para prepararse para la vejez está en cómo llevar las finanzas en la jubilación; planificar e invertir de forma adecuada los recursos económicos y físicos; puesto que tienen que asegurar el mantenimiento del estilo de vida. Para ello, se recomienda realizar un presupuesto realista y hacer ahorros; para cubrir los gastos que se presenten durante la vejez; tales como medicamentos, terapias, recreación, cuidado de la salud, entre muchos otros.

Otro aspecto en el que se debe hacer énfasis; es proteger la salud física y mental. En esta etapa, los adultos mayores deben tener cuidado con su alimentación; realizar actividad física diaria para mantenerse saludables; prevenir enfermedades, hacer actividades para mejorar la fuerza muscular. Además, acudir al médico periódicamente para chequeo preventivos, usar tratamientos naturales; es un paso clave para prevenir enfermedades y poder tratarlas de manera precoz.

Por último, durante la vejez, es importante fomentar relaciones sociales; puesto que mantener contacto con amigos, familiares y vecinos. esto contribuye a sentirse más satisfecho y feliz durante esta etapa. Por lo tanto, realizar actividades junto a los demás y fomentar el intercambio de experiencias, opiniones y conocimiento; será una parte interesante de esta nueva edad.

¿Cómo intervenir en los cambios psicológicos del adulto mayor?

La intervención en los cambios psicológicos que se presentan en los adultos mayores; debe ser un proceso de participación adecuado a los rasgos de la personalidad. Por tal motivo, no se debe caer en la sobreprotección; ni en la indiferencia de lo que está pasando su familiar. Lo primero que se debe hacer como terapeuta; es conocer al paciente para comprender sus necesidades e intereses. Esto es crucial para poder crear un plan de tratamiento personalizado el cual le ayudará a sobrellevar la situación.

Una vez identificada la situación del adulto mayor; hay varias formas de intervenir en su estado de ánimo. Una de ellas es motivarlo a realizar actividades que estimulen su mente y su cuerpo. Esto también puede incluir terapias cognitivas para mejorar habilidades como recordar, pensar o razonar, estimular el oído y la vista. Así mismo, los ejercicios físicos pueden servir como herramienta terapéutica; por ejemplo, el yoga o la meditación y más.

En resumen, para intervenir en los cambios psicológicos del adulto mayor es necesario conocerlo; para crear un tratamiento adecuado, motivarlo a realizar actividades estimulantes y proveerle terapias cognitivas. De esta manera, se podrá mejorar el estado de ánimo de este grupo de edad vulnerable.

Es importante dejar de centrarse en las limitaciones de la edad y reemplazarlas por actividades saludables

 

Cómo intervenir en los cambios físicos y emocionales de manera positiva

Para enfrentar los cambios físicos y emocionales propios de la tercera edad; de una manera positiva se pueden planificar; a través de actividades como hacer ejercicio regularmente; alimentarse de forma saludable; mantenerse conectados con sus familiares, amigos y compañeros. Tomar en cuenta el tiempo de soledad en casa, para invertirlos en recreación Estas actividades ayudan a los adultos mayores a mantenerse mente y cuerpo ágiles.

También es importante que los adultos mayores; busquen apoyo en grupos con intereses comunes; como: la música en la tercera edad que los ayude sentirse seguros en el intercambio de experiencia. Así, pueden contar con personas que los escuchen; comprendan y apoyen; para lidiar con los cambios físicos y emocionales; que pueden resultar difíciles para ellos.

Además, los adultos mayores reciben afecto de calidad; cuando realizan con sus actividades con los nietos; que le mejora sus cambios emocionales de la edad; las experiencias sensoriales no pueden faltar; para desarrollo de la confianza en uno mismo; aumentar el autocuidado en adultos mayores; establecer una buena comunicación; promover la capacidad de elección y salir de la rutina. Esto les permitirá mantenerse al tanto de cualquier problema físico y/o mental y adaptarse mejor a los cambios.

 

 

(Visited 44 times, 1 visits today)

Deja un comentario